Por el Dr. Eddie Valenzuela

El eczema es una afección de la piel que causa una erupción cutánea seca, con picazón, a menudo, acompañada de escamas. Común en adultos y niños por igual, el eczema es más conocido por sus síntomas, entre ellos:

  • Picazón severa
  • Piel lastimada y sensible
  • Parches o áreas de erupción secas y escamosas
  • Áreas de la piel agrietadas o engrosadas
  • Pequeños bultos elevados que pierden líquido y dejan costras al rascarse

El eczema también es conocido por tener períodos de reducción de los síntomas, así como períodos de síntomas intensos, llamados brotes o crisis. Estos brotes pueden ser muy incómodos e incluso dolorosos, lo que conduce a picazón severa, pérdida del sueño, e incluso cicatrices si no se controla.

Qué hacer cuando el bebé sufre un brote de eczema

Aunque el eczema en bebés no es particularmente peligroso, los brotes pueden ser dolorosos tanto para los bebés como para los padres, lo que provoca lágrimas, rabietas y noches de insomnio.

El eczema del bebé puede aparecer por una variedad de razones, incluyendo estrés y cambios de temperatura. ¿Qué puedes hacer cuando tu pequeño sufre un brote?

  1. Aplicar una Crema con Esteroides – Los brotes graves se pueden tratar con cremas corticoesteroideas, si son prescritas por un médico. Tu pediatra trabajará contigo para decidir qué intensidad de esteroides es mejor, dependiendo de la ubicación de la erupción y qué tan graves sean los síntomas. Aplica la crema con esteroides y luego envuelve en un vendaje húmedo para ayudar a que la crema se absorba y a mantener el área húmeda.
  2. Aplicar un «inhibidor tópico de la calcineurina» o crisaborole tópico – dependiendo de la edad del paciente, la gravedad y la ubicación del eczema uno de estos agentes no esteroideos puede ser prescrito por su médico.
  3. Agente Biológico o Fototerapia– Con tantos avances en los últimos años en la ciencia ahora existe una terapia de inmunoterapia inyectable (dupilumab) para casos graves y refractarios de eczema. Los médicos también podrían prescribir fototerapia para brotes graves que sean resistentes a otros tratamientos. La fototerapia utiliza diferentes longitudes de onda de luz para calmar la inflamación y la picazón asociada con las erupciones causadas por eczema.
  4. Utiliza un Limpiador Suave – Es importante mantener limpia la piel propensa al eczema para prevenir las infecciones, especialmente durante un brote. Dale a tu bebé un baño tibio, no caliente, durante 5 a 10 minutos y limpia su piel y cabello con un champú suave para eczema en bebés y un gel de baño libre de colorantes, fragancias y alcohol. Sécalo con una toalla suave, teniendo cuidado de no frotar la piel.
  5. Hidratar – El eczema empeora cuando la piel está seca, por lo que es imperativo hidratar la piel de tu bebé durante un brote. Busca una crema hidratante para el eczema que pueda ayudar a restaurar la barrera natural de la piel para protegerla de los irritantes y mantenerla hidratada durante todo el día. Aplicar la crema inmediatamente después de la hora del baño, así como al menos una segunda vez durante el día.
  6. Utiliza un Humidificador – El aire seco conduce a la piel seca. Ayuda a calmar el brote de eczema del bebé usando un humidificador para agregar humedad al aire. Puedes configurar un humidificador portátil en la habitación de tu bebé por la noche y moverlo a la sala de juegos durante el día. Sólo asegúrate de cambiar el agua y limpiarla regularmente para evitar una acumulación de bacterias.

Ayudar a Prevenir los Brotes de Eczema en Bebés

La mejor manera de tratar el brote de eczema del bebé es prevenirlo en primer lugar.

Los desencadenantes son los factores ambientales que irritan la piel e inducen brotes, por lo que evitar los desencadenantes es clave para prevenirlos. Si bien los desencadenantes pueden variar de persona a persona y de bebé a bebé, los desencadenantes más comunes son:

  • Materiales y tejidos – Muchos tejidos comunes como la lana, poliéster y otros materiales ásperos pueden irritar la piel. En su lugar, busque telas suaves como algodón para toallas, ropa y ropa de cama.
  • Temperatura extrema – La temperatura extrema, ya sea por calor o frío, puede desencadenar un brote. Mantenga los baños calientes, use un humidificador para humedecer el aire y limite la exposición.
  • Ropa ajustada – La ropa restrictiva, como los pantalones o camisas demasiado ajustadas, puede generar fricción contra la piel y causar irritación. Viste a tu bebé con ropa holgada y suave.
  • Productos Agresivos – Los productos domésticos comunes a menudo se hacen con productos químicos irritantes para la piel, fragancias y colorantes. Los jabones equivocados, detergentes para ropa, lociones, champús y geles de baño pueden causar brotes. En su lugar, elija productos suaves, como un champú sin fragancia, sin jabón para el eczema del bebé.

Los brotes de eczema en bebés pueden ser aterradores para los padres e incómodos para los bebés. Usa estos consejos de qué hacer cuando el eczema del bebé causa un brote para ayudar a calmar la piel de tu pequeño.