By Dr. Eddie Valenzuela

El eczema en bebés es una condición muy común de la piel caracterizada por piel enrojecida, seca, agrietada y acompañada de picazón, sobre todo en la cara, los brazos, y las piernas. Si bien el eczema en bebés no es particularmente peligroso, es muy incómodo y, por lo tanto, debe manejarse precozmente, de forma más efectiva posible.

El eczema en bebés no es el más fácil de tratar, pero realizar cambios en el estilo de vida puede ser de ayuda.

Cómo Tratar el Eczema en Bebés

No existe una cura para el eczema en bebés, pero existen una serie de tratamientos efectivos que alivian los síntomas y previenen futuros brotes. La mayoría de los casos se mejoran siguiendo una rutina de tratamiento y con el paso del tiempo. Sin embargo, es importante consultar a un médico si el eczema de tu bebé no desparece o mejora con tratamientos realizados en el hogar.

Existen tres aspectos principales en el tratamiento del eczema en bebés: cuidado de la piel, control de la picazón y control de los desencadenantes. Estos tres aspectos trabajan en conjunto para aliviar los síntomas, prevenir su empeoramiento y disminuir la frecuencia de brotes.

Cuidado de la Piel para bebés con piel sensible

El cuidado de la piel es clave cuando se trata de tratar el eczema en bebés. La rutina de cuidado de la piel adecuada puede ayudar a restaurar la barrera de la piel de su bebé para combatir futuros brotes, y además puede aliviar los síntomas de brotes existentes.

El primer paso en una rutina de cuidado de la piel efectiva es un baño diario. Baña a tu bebé todos los días durante 15 minutos o menos con agua tibia. Ten cuidado de no usar agua demasiado caliente o demasiado fría ya que la temperatura puede ser un desencadenante. Usa un champú de bebés para eczema suave y un gel de baño en lugar de jabón u otros limpiadores agresivos. Enjuague completamente toda la espuma. Seca suavemente a tu bebé con una toalla suave, teniendo cuidado de no frotar la piel.

El segundo paso crucial en una buena rutina de cuidado de la piel en bebés con eczema es la hidratación. Aplica inmediatamente una crema o emoliente después del baño para sellar la humedad y proteger la piel de los irritantes.

Sin embargo, no cualquier loción ligera servirá. Busca cremas hidratantes espesas que sean:

  • Libre de fragancias y colorantes
  • Dermatólogicamente o clínicamente probadas
  • Que contengan extracto de raíz de regaliz
  • Que contengan Glicerina (igual que el Glicerol) como ingrediente

Hidrata la piel de tu bebé al menos dos veces al día, además de hacerlo inmediatamente después de un baño.

Control de la Picazón

El eczema en bebés a menudo está acompañada de mucha picazón, causando muchas molestias. Desafortunadamente, permitir que su bebé se rasque las áreas afectadas por el eczema solo empeorará la picazón y puede irritar aún más la piel o causar infecciones.

Un paso clave para controlar la picazón, es mantener cortas las uñas del bebé. El mejor momento para cortar las uñas es justo después de un baño, ya que estarán suaves por la humedad. También puede prevenir la picazón colocando manoplas de algodón en las manos del bebé durante la noche, a la hora de la siesta o cuando no esté bajo tu cuidado.

Si el bebé sigue con picazón después de seguir los pasos recomendados en la sección anterior sobre «cuidado de la piel», debe consultar a un médico.

Manejo de los Desencadenantes

El eczema en bebés a menudo es provocado o empeorado por los desencadenantes. Los desencadenantes son factores ambientales que pueden inducir un brote de eczema y, por lo tanto, deben evitarse. Algunos factores desencadenantes comunes son:

  • Temperaturas Extremas – Tanto el calor extremo como el frío extremo pueden desencadenar el eczema, al igual que el aire seco. Usa un humidificador para mantener el aire húmedo y evita la exposición a temperaturas extremas.
  • Telas y Materiales – Algunos materiales como el poliéster, la lana u otros tejidos ásperos pueden causar irritación. De preferencia elije ropa, sábanas y toallas de algodón suave.
  • Ropa Restrictiva — La ropa demasiado ajustada puede causar que se genere fricción entre la piel y el material, provocando la irritación de la piel.
  • Productos Agresivos — Los productos de uso doméstico como jabones con fragancias y colorantes, detergente para ropa perfumado, toallitas para secadores perfumadas y cremas con aroma a flores o frutas, con hermosos colores, pueden ser demasiado agresivos para las pieles sensibles e inmaduras. Elije productos suaves y libres de fragancias que estén creados para su uso en pieles propensas al eczema.
  • Alergias alimentarias: el eczema del bebé ocasionalmente puede desencadenarse por alergias alimentarias. En algunos casos, puede ser necesario hablar con el médico de tu hijo e identificar alergias.

Tratamientos para el Eczema en Bebés

Un desencadenante común del eczema del bebé es el jabón. La gran mayoría de los jabones y champús en el mercado son muy básicos con un pH de 9 a 10. El pH ideal de la piel es ácido, entre 4 y 6, por lo que muchos productos de uso frecuente en el mercado pueden crear una acidez no natural en la piel que podría ocasionar brotes.

El Champú y Gel de Baño Diario Happy Cappy del Dr. Eddie es un gel de baño y champú para bebés con piel propensa al eczema. Desarrollado por un pediatra acreditado, este limpiador suave libre de jabón cuenta con un pH bajo, es hipoalergénico y libre de fragancia. Use el Champú y Gel de Baño Diario Happy Cappy, un gel de baño diario para el eczema apto para niños, para suavizar y calmar la piel seca, con picazón e irritada de su pequeño.