By Dr. Eddie Valenzuela

La «costra láctea» es una afección de la piel que afecta a bebés y niños pequeños, que se presenta como piel roja, irritada y escamosa. Aunque la «costra láctea» generalmente afecta el cuero cabelludo, también puede aparecer en otras partes del cuerpo, pero especialmente donde la piel grasa y los folículos pilosos se encuentran, como entre las cejas y su alrededor.

La “costra láctea” a veces también puede ser llamada caspa, pero en realidad, la caspa en las cejas es una condición más general que puede afectar a los niños y a personas de todas las edades mientras que la “costra láctea” se refiere específicamente a los niños pequeños y a los bebés.

El síntoma más notable de la “costra láctea” es una erupción en el cuero cabelludo. Sin embargo, esta erupción también puede aparecer entre las cejas, en la frente o incluso en otras partes del cuerpo. Esta erupción se presenta acompañada de:

  • Piel grasa
  • Costras escamosas amarillas o blancas
  • Inflamación
  • Ardor
  • Enrojecimiento
  • Picazón

Puede ser difícil diagnosticar la «costra láctea» entre las cejas, ya que a menudo puede parecerse a otras afecciones comunes de la piel como el eczema o la caspa. Si tu hijo presenta alguno de los síntomas anteriores, llévalo con el médico de inmediato. Si bien la “costra láctea” no es una afección grave, puede ser incómoda, y además puede empeorar si es tratada.

Tratamiento de “Costra láctea” en las cejas

No hay una cura definitiva para “costra láctea.” Sin embargo, hay una variedad de métodos de tratamiento que se enfocan en aliviar síntomas como la inflamación, la picazón y en prevenir futuros brotes.

Un tratamiento eficaz que se realiza en el hogar, para aliviar la picazón, aflojar las escamas e hidratar para prevenir los brotes, es el masaje. Masajea suavemente un aceite natural libre de fragancia en el área afectada, como la frente o las cejas. Trata de usar un peine para la “costra láctea”, para levantar las escamas si se concentran en el cuero cabelludo o el vello de las cejas.

Otro tratamiento comprobado para los casos donde la «costra láctea» se extiende hasta las cejas, es un champú y gel de baño con piritionato de zinc. El piritionato de zinc, el ingrediente activo en la mayoría de los champús para la caspa, ha demostrado combatir los síntomas de la «costra láctea» en las cejas y el cuero cabelludo. El uso diario de un champú medicado con piritionato de zinc es la mejor forma de controlar la «costra láctea.»

Un Tratamiento Seguro

Desafortunadamente, la gran mayoría de los productos con piritionato de zinc en el mercado, están diseñados para adultos, lo que los hace demasiado agresivos para el tratamiento de la «costra láctea» entre las cejas. El Dr. Eddie, un pediatra acreditado, vio la necesidad de una alternativa segura para los niños y desarrolló el Champú y Gel de Baño Medicado Happy Cappy, el único champú y gel de baño para la «costra láctea» que es seguro en niños de todas las edades.

El Champú y Gel de Baño Medicado Happy Cappy está hecho con un 95% de ingredientes naturales y es libre de fragancias, colorantes, sulfatos, parabenos y alcohol. La fórmula única también cuenta con extracto de raíz de regaliz para calmar el enrojecimiento y provitamina B5 para hidratar el cabello y la piel. Es lo suficientemente suave para el uso diario en pieles jóvenes y sensibles, pero lo suficientemente potente como para combatir los síntomas de la dermatitis seborreica en las cejas.

La «costra láctea» puede aparecer en casi cualquier lugar, incluso entre las cejas. Utilice el Champú y Gel de Baño Medicado Happy Cappy del Dr. Eddie diariamente para ayudar a aliviar la descamación, el enrojecimiento, la irritación, y la picazón.