BABY eczema

¿Qué es la Dermatitis Atópica?

By Dr. Eddie Valenzuela

La dermatitis atópica es una afección de la piel que afecta a adultos y niños por igual. Caracterizada por erupciones rojas y con picazón que se concentran en las mejillas, los brazos y las piernas, este incómodo padecimiento crónico es más común en los niños y generalmente se presenta en los primeros seis meses de vida de un niño.

Aunque a menudo es utilizado como sinónimo del término «eczema», la dermatitis atópica es un diagnóstico más específico de eczema, caracterizado por brotes severos alternados con períodos de mejora. Sin embargo, como la mayoría de los pediatras usan «eczema» y «dermatitis atópica» indistintamente, coloquialmente son considerados lo mismo.

Síntomas de la Dermatitis Atópica

El síntoma de dermatitis atópica más común es una erupción seca, enrojecida y con picazón. Sin embargo, los síntomas y su gravedad pueden variar según la edad.

La dermatitis atópica infantil puede causar piel seca, con picazón o escamosa, o una erupción que se encuentra mayormente en las mejillas y de forma menos frecuente en el cuero cabelludo. Las erupciones en la parte externa de las rodillas y la parte externa de los codos son comunes en la infancia. También puede provocar una erupción con ampollas o vesículas, que pierde líquido claro dependiendo de la intensidad del brote. Los síntomas de la dermatitis atópica varían ligeramente en los niños mayores — erupciones en los pliegues del codo y las rodillas, parches escamosos de la piel, piel gruesa o que asemeja al cuero, áreas despigmentadas, piel seca y erupciones en la cara y el cuello.

Estos incómodos síntomas pueden, a su vez, provocar problemas para dormir o, más raramente, infecciones por rascado que forman bultos llenos de pus o costras amarillas.

Cómo Tratar la Dermatitis Atópica

La causa exacta de la dermatitis atópica es desconocida, y actualmente no existe una cura conocida. Sin embargo, existen varios tratamientos efectivos para eliminar o aliviar los síntomas durante los brotes.

Determinar y evitar desencadenantes, o variables que causen brotes, es crucial. Mientras que los desencadenantes varían de niño a niño, los más comunes incluyen:

¿Pueden las Lesiones Infectarse?

La picazón constante causada por el eczema en los niños es particularmente difícil de manejar para los padres, ya que el rascado excesivo ocasionalmente puede conducir a infecciones. Puedes saber que la piel se ha infectado cuando las manchas rojas lucen más rojas y lastimadas . La infección también puede desencadenar ampollas o vesículas que pueden perder o secretar un líquido claro. Estas ampollas pueden cubrirse con una costra de color miel. Algunos padres colocan manoplas o calcetines en las manos de su bebé para evitar el rascado.

Si bien la piel infectada puede lucir mal, es bueno saber que el eczema no es contagioso. Su bebé no puede “contagiarse de Eczema” ni infectar a nadie más. El eczema es una condición que definitivamente puede ser hereditaria.

Más de la mitad de los niños con Eczema superarán la condición. Aquellos que continúen presentando brotes en la adultez descubrirán que sus erupciones adquieren diferentes características y podrían durar años sin presentar síntomas.

  • Piel seca
  • Irritantes químicos como jabones, detergentes para ropa, desinfectantes y limpiadores de superficies
  • Estrés
  • Calor o frío extremo
  • Exceso de sudoración

Los regímenes de venta libre y medicamentos recetados también son tratamientos efectivos. Use los medicamentos según lo prescrito para ayudar a tratar los síntomas durante los brotes. Los tratamientos son más efectivos cuando se usan de forma consistente y según las indicaciones.

Cómo Prevenir la Dermatitis Atópica

Existen varias formas de ayudar a reducir la frecuencia y la gravedad de los brotes.

Aplique un ungüento o crema hidratante, libre de fragancias y colorantes dos veces al día poco después del baño, y evite vestir a los niños con ropa ásper o ajustada hecha de materiales sintéticos o lana. Las telas ligeras, sueltas y transpirables como el algodón son las mejores, e incluso mejores cuando se lavan con jabones puros, libres de fragancias y colorantes. Evite los suavizantes de telas y considere pasar la ropa por un ciclo de enjuague adicional.

Un champú suave para la dermatitis atópica puede ser muy importante para la prevención de brotes. El Champú y Gel de Baño Diario Happy Cappy del Dr. Eddie es el único champú y gel de baño para eczema formulado para niños. Es un limpiador puro, sin jabón con un pH bajo, es hipoalergénico, y libre de fragancias, según lo recomendado por dermatólogos pediátricos. Los ingredientes son 95% a base de plantas y seleccionados por sus propiedades calmantes, incluyendo extracto de avena, extracto de raíz de regaliz y Aloe Vera (Sábila).

Si su hijo sufre de dermatitis seborreica o caspa, el Dr. Eddie recomienda el Champú y Gel de Baño Medicado Happy Cappy, un champú con piritionato de zinc para niños.

Tanto el Champú como el Gel de Baño Happy Cappy son veganos, libres de crueldad y clínicamente probados y seguros para todos los niños y adultos.